¿ Arquetipo del mal?

La oscura

Oración a la Diosa Hécate
“Oh poderosa Hécate,
Haz con que el círculo nunca se quiebre,
Haz con que la tierra esté siempre firme,
Haz con que el viento sea siempre constante,
Haz con que el mar esté siempre agitado,
Haz con que el fuego nunca se apague y su luz muestre el camino.
Hécate!
Hazte siempre viva en mi alma”

¿ Quién fue Hécate?

Para poder entender aquello que experimentamos en nuestro interior, hemos de conocer los orígenes de ésta diosa. Se la relaciona con el inframundo, gobierna la magia, la noche, la oscuridad. Zeus le otorgó el poder de negar o conceder deseos a la humanidad. Hécate fue la única entidad de los antiguos titanes que mantuvo su autoridad, luego de que los dioses reclamaran el poder del universo. No es por nada que, su fuerza se extienda por tierras, por mares y por el inframundo, siendo honrada y venerada por todas las divinidades. La bruja de brujas, la diosa de diosas, pero muy al contrario como se nos presenta en los mitos, la marginada, la pagana, la perra negra, hablamos de la bruja de la luz, la luz del amor, la luz de la verdad, no le gustan las ofrendas ostentosas, como tampoco los actos que dañan a los seres vivos y mucho menos a los perros, la cual es representada o acompañada por la cabeza de tres perros. El perro es la lealtad por encima de todo, amor, fidelidad, protección.

Portadora de las llaves del universo y del inframundo, gobierna la tierra, el cielo y otros mundos. Amiga de Deméter, ayudó a ésta a buscar a su hija Perséfone por el inframundo. El 30 de noviembre en la noche de las encrucijadas, puedes celebrar y conectar con ella para solicitarle guía, protección, favores y como no, paz y armonía para el mundo.

Su energía fue mal utilizada, infravalorada y difamada, una energía femenina tan potente no interesaba ni interesa, lo mismo que le pasó a María Magdalena, Lilith, Morgana .

La diosa Hécate tiene fama de justiciera, muy similar a la carta de la justicia, no te da más de lo que mereces pero sí te puede poner en tu lugar siempre que te lo merezcas.

Strophalos, rueda o círculo de Hécate

  El círculo externo representa el universo, en él podemos observar una especie de laberinto con forma zigzagueante, con tres sobresalientes, representando la tierra, agua, cielo y a su vez, contiene un circulo con una estrella representando una espiral de fuego en el interior, la chispa divina de vida.. En él encontramos el camino del alma humana, que debemos atravesar a través del camino de la vida,  y no es otro que  aprender y evolucionar por encima de todo.

Cuando la energía de éste arquetipo está en desequilibrio, podríamos decir que nuestra brújula interior no funciona y que vamos por la vida sin rumbo. Ella nos ayuda a ampliar nuestra perspectiva, sobre todo cuando nos hayamos en una encrucijada y no sabemos que camino tomar.

A veces tan solo se trata de dar un salto de fe, soltar y confiar.

Hécate nos invita a liberarnos de las presiones y de los sentimientos de culpabilidad. Cuando practicamos el simple acto de soltar, es cuando podemos llegar a  ver con más claridad y esto nos devuelve el saber de aquello que más necesitamos y nos conviene.

Solo adentrándonos en lo desconocido, bajando a nuestro inframundo, es que podemos hallar los grandes tesoros. 

La Luna Nueva

Hablar de esta Diosa es relacionarla con las emociones que experimentamos cuando la luna se encuentra en esta fase. La luna nueva se siente sola, abatida y carente de amor, pues por cinco días al mes, el sol deja de proyectar la luz sobre ella.

Al no reflejar la luz del sol, se produce una necesidad de contacto. Experimentamos una ausencia de sentimientos. No hay emoción. La soledad que experimentamos es difícil de soportar porque no se percibe así misma.

Queda vacía, sin contacto con el entorno. Nadie ofrece nada, pero por contra, su potencialidad radica en ofrecernos un momento de purga y  de limpieza.

Nos anuncia el inicio de un nuevo ciclo, donde la energía emerge renovada, es un tiempo de proyectar nuestros deseos más profundos y darles vida..

Un Aroma para Hécate

La Lavanda, aparte de traer calma, balance y equilibrio, es ideal para desarrollar la intuición, relativizar y tomar decisiones. Depura los pensamientos negativos producidos por el miedo y la angustia. La esencia de Naranja nos ayuda a comunicarnos mejor con los demás, a expresar los miedos y las necesidades. Despierta el afecto y el cariño.  El limón facilita nuestras relaciones sociales, haciendo que éstas sean más armoniosas. Favorece la integración social.

Minerales – Ónix y Turmalina Negra

El Ónix  ayuda a recuperar el equilibrio energético, autoestima, confianza y autocontrol,  conjuntamente con otras piedras es utilizado en meditación para facilitar la concentración y la limpieza del ambiente, se dice de él que representa el sueño de Dios o el silencio del universo. La Turmalina Negra piedra de protección, neutraliza la negatividad a nivel de cuerpo y alma. Ofrece protección a todos los niveles. Equilibra las emociones, los chacras y transmuta las energías.

 

Puedes visitar mi tienda en:

etsy.com/es/shop/AlmaconAlma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *