El calor del hogar, la sacerdotisa

¿ Quién fue Hestia?

Hija de Cronos y Rea, representa el fuego del hogar y la protectora de las familias. No se relaciono mucho con los asuntos de los dioses y los humanos. Permanecía dentro  del templo  o de la casa. Es una diosa concentrada más en lo interno que en lo externo. La búsqueda de la tranquilidad y la soledad. Debemos aclarar que, tener una casa no es lo mismo que tener un hogar, ya que éste sin calor es una simple casa fría. Mucha gente invierte cantidades exageradas en casas y decoración, pero luego carecen de lo más importante, el respeto y el amor.

La energía de esta diosa representa a la mujeres  que sienten satisfacción a la hora de llevar una casa y no lo toman como una obligación. Es una forma de poner orden, no solo en la casa, sino que se pone orden a sí misma.

He tenido la suerte de convivir con muchas mujeres de todas las edades a lo largo de mi vida, para algunas representa la satisfacción de sentirse realizadas a través de las tareas cotidianas, para otras resulta un fastidio y un engorro, para otras es el medio de canalizar sus frustraciones y una manera de liberarlas, otras las disfrutan acomodando su hogar en soledad, otras para su pareja, para la familia, realizar las tareas cotidianas es un acto sagrado que realizado con amor desde la más simple a la más compleja nos ayuda a meditar y a entrar en comunión con nuestro espíritu.

Hestia viene a enseñarnos que no hay que vivir apegadas a las personas, al prestigio, a los resultados, a la búsqueda de éxito y fama, sino que podemos disfrutar de las pequeñas cosas de la vida sin poseerlas. No esta dominada por su ego. El arquetipo, al margen de la edad que se tenga es el de una persona templada o una sabia anciana que ya lo ha vivido todo.

La energía de Hestia puede dar a confusión con Hera, que en cierta forma también se ocupaba del hogar, esta última lo hace para los demás, para su esposo o sus hijos, para lucirse ante los otros. Hestia no tiene inconveniente en cocinar para ella misma ricos platos, disfrutarlos en cualquier estancia,  poner flores y encender velas como si formara parte de un ritual sagrado.

Cuarto Menguante

El cuarto menguante se considera algo siniestro y demoniaco, representa la muerte. No debemos interpretarla como  una muerte física, sino el momento para dejar algo atrás y volver a  renacer, así sean  personas, circunstancias, situaciones que ya no aportan nada en nuestra vida,  es un momento propicio para   tomar decisiones  y madurar. En este ciclo es  momento propicio para depurar toxinas de nuestro organismo.

Un aroma para Hestia

Canela y manzana relajante, tranquilizante y afrodisiaca, armonizan el ambiente. La Lavanda  no solo embellece nuestro hogar si disponemos de una planta, su aroma nos ayuda a sanar a un nivel espiritual y a liberar bloqueos, neutraliza las cargas negativas. La Ruda tiene un aroma intenso, silvestre y purificante. Es utilizada para proteger la casa y mantenerla limpia de malas vibraciones. 

Minerales – Ámbar – Aguamarina

El Ámbar es considerada una piedra protectora, toma la energía negativa y la convierte en positiva. Es por esta razón que el ámbar es una de las mejores piedras protectoras para el hogar desde tiempos antiguos. Aguamarina se caracteriza por su intenso color azulado, es valorada por sus  beneficios en el ámbito emocional. Ayuda a purificar el ambiente y al mismo tiempo, armoniza cada espacio dentro de la casa, contiene propiedades sanadoras. 

 

Puedes visitar mi tienda en:

etsy.com/es/shop/AlmaconAlma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *