La Diosa Eirene o Irene

La diosa de la Paz

Aquella que trae paz
Si buscamos en internet la definición de la paz hace referencia a una situación en la que no existe lucha armada en un país o entre países. Relación de armonía entre las personas, sin enfrentamientos ni conflictos. Acuerdo alcanzado entre las naciones por el que se pone fin a una guerra. Usado también en plural con el mismo significado que en singular. Si nos damos cuenta cada una de las definiciones hace referencia a que la paz es un estado que tiene que ver con lo externo, en ningún momento se nos dice que la paz es un estado interno y que dicho estado es fundamental para tener buenos pensamientos y emociones y de esta forma se alcance un equilibrio entre lo que pensamos, sentimos y decimos y con ello no estar en guerra con nosotros mismo.
 

cuerdo alcanzado entre las naciones por el que se pone fin a una guerra.

Eirene era la diosa griega de la paz,  hija de Zeus y Themis. Tenía dos hermanas Eunomia (orden) y Dike (Justicia) que eran otros dos miembros de las Horae. También es la patrona de la riqueza y la prosperidad. Esto se debe a que en tiempos de paz la gente tiene la oportunidad de arar los campos y fabricar y vender bienes y servicios. La guerra solo engendra hambre y destrucción.
 
Se vienen periodos convulsos donde trabajar nuestra paz interior es de vital importancia, así que debemos estar dispuestos a enterrar nuestra hacha de guerra si queremos salir lo más ilesos posible. Aquel o aquella que no haya domado su ego u orgullo estará destinado o destinada a  repetir una y otro vez  la misma experiencia hasta que se de cuenta que todo cuanto hagamos  o digamos debe provenir del amor, de la calma, de la paz . Ha llegado el momento de dejar de luchar para entrar en una nueva etapa de calma y la reflexión sino queremos ser exterminados por el bombardeo externo.  Es tiempo de introspección y agradecimiento.
 
¿Por qué se hace tan necesaria la Paz?
 
En las relaciones de pareja, quien logre tenerlas, pues estamos en una época donde se rehúye del compromiso existiendo la falta de confianza, no hay estabilidad emocional y los momentos de felicidad brillan por su ausencia. 
En los ambientes laborales, no hay estabilidad ni satisfacción, los ambientes son muy tóxicos y negativos, donde el logro profesional queda relegado a cobrar un simple sueldo para llegar a final de mes en el peor de los casos.
La paz en el dinero digamos que el dinero no nos trae la paz, quien lo tiene vive tan preocupado por no perderlo o donde invertir que al final parece más un quebradero de cabeza. luego están quienes teniendo dinero terminan rodeados de personas interesadas, o quienes lo tienen no encuentran con quien disfrutarlo. En tiempos de austeridad y recesión la seguridad financiera nos nos proporciona principalmente tranquilidad.
 
Esta entrada es una invitación a la búsqueda del equilibrio, a la moderación de esta forma podemos deleitarnos con el flujo de la vida. Dejar ir el caos, desconectarnos de las distracciones y nutrirnos con nuestra propia verdad y enfocarnos en nuestras fortalezas. Concentrarnos en lo que es realmente importante y dirijamos nuestra energía en consecuencia. La autorreflexión puede abrirnos al mundo, reponiendo nuestras capacidades en lugar de agotarlas  eliminando  los bloqueos en nuestras vidas y volvernos verdaderamente vibrantes.  Abstenernos de las  cosas y personas que no se alinean con nuestros valores o nos chupan la energía, aunque parezcan agradables en ese momento. . Aprender a dejar ir la comodidad que no nos enriquece puede ser difícil, pero también deja espacio para ideas más profundas y para la autosatisfacción.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *