La esposa » La Gran Señora»

¿ Quién fue Hera?

Muchas son las historias que circulan, que resaltan la cólera y la ira vengativa de Hera ante las continuas infidelidades de su esposo Zeus,  y cómo, en vez de atacar a éste, su energía de rechazo y humillación era canalizada hacia  las otras mujeres o hacia los hijos nacidos de estas infidelidades.

Hera representa la  energía de la tradición, la autoridad, los rituales y el poder. Se la considera la diosa del matrimonio por excelencia. Para ella el matrimonio es sagrado. Una mujer que tenga un fuerte impulso por casarse, se sentirá desdichada e incompleta sin una pareja, de la misma forma que sin esa energía pasará por cortas relaciones, dejándolas a las primeras dificultades o cuando se pase el período del enamoramiento. 

La fuente principal que tenemos que trabajar con Hera, es la de transformar las emociones y los sentimientos negativos, como los celos, la ira, la agresividad, el odio, el  resentimiento, la envidia,  la desconfianza, los deseos de venganza, el rencor o la  irritabilidad, en amor. Esto es, que la mujer entienda que primeramente debe amarse y respetarse así misma, devolviéndola a un estado de generosidad,  de compresión, de tolerancia y compasión, volviéndola más amable, paciente y suave. Y no menos importante, recuperando la capacidad de volver a amar.  En segundo lugar, debe entender que el problema ha de solucionarse en su matrimonio y con su esposo, no con las terceras personas implicadas en el proceso. Este rasgo no es único a tener en cuenta por una infidelidad, también debe  hacerse extensible para aquellas personas que se ven expuestas constantemente al odio o la agresividad de otros, o que de igual manera comparten estos sentimientos.

Trabajar con esta diosa, es trabajar con el equilibrio y las heridas del corazón.

Este arquetipo mal gestionado, con el tiempo, puede desembocar en enfermedades relacionadas con dolencias cardiacas.

La Luna Llena

Flujo y reflujo, amigos o enemigos, abrirse o cerrarse. Iluminada por el sol, se produce un gran estimulo de las emociones donde todo queda al descubierto. Es un momento de totalidad, plenitud y fortaleza. Tiempo de abundancia, de emprender un negocio, engendrar un hijo, una idea, un proyecto. Momento propicio para hacerle ofrendas a la tierra. Nuestro esmero y dedicación dará como resultado el fruto de la semilla germinada. Luna azul, luna de la cosecha, luna de nieve o superluna, en definitiva, un faro que ilumina el cielo y despierta la magia en nuestro corazón. Es imposible no mirarla, contemplarla, deleitarse bajo el cielo en una noche de luna llena. Su misterio nos acompaña desde siempre. Existen muchos rituales que aprovechan esta fase podemos y que podemos realizar. Como darse un baño, bien sea en el mar o en tu hogar, acompañado de hierbas para la ocasión. O limpiar y recargar nuestras piedras. O meditar bajo su luz.

Puedes sentarte bajo su belleza e inhalar hasta que sientas que el calor se expande en tu corazón y sientas la belleza y la gratitud por el momento presente. Luego, puedes exhalar todo aquello de lo que te quieras liberar. Encender una vela o reunirse en círculo sagrado como antaño y enviar amor a toda la humanidad. También podemos imitarla y ser un faro de luz para los otros.

Brillamos con luz propia, pero nuestro brillo se puede intensificar si dejamos que los otros compartan su brillo, igual que la luna lo toma del sol.

Un aroma para Hera

Para poder sanar un corazón herido emocionalmente y depurar los sentimientos negativos de odio y venganza, la esencia de Palmarosa es ideal para sanar el alma y el corazón. Armoniza y trae paz espiritual, así como recupera el balance perdido. Libera de la experiencia traumática, dejando atrás el pasado y suaviza las cicatrices del alma y nos enseña a vivir en el amor incondicional. La esencia de Rosa ayuda a calmar la agresividad. La pureza de ésta esencia calma los corazones que sufren, apacigua el llanto y la tristeza, así como también aporta serenidad y brinda seguridad emocional. Abre nuestro corazón hacia nosotros y hacia los demás. El Geranio es ideal para aportar equilibrio emocional y el Jazmín aumenta la autoestima, la confianza y la seguridad, trayendo alegría y motivación

Minerales- Cuarzo Rosa- Cianita

El Cuarzo Rosa proporciona felicidad y bienestar. Es la piedra del amor por excelencia. Incrementa la autoestima, alivia las tristezas y es calmante. Disipa la negatividad, fomenta la ternura y el amor. Ayuda a liberar los sentimientos reprimidos, elimina los miedos en las relaciones y crea un fuerte deseo de amar. Transmite paz, serenidad y positividad, así como confianza y seguridad para enfrentar los desafíos. Despierta la nobleza y la valentía. La cianita se considera una piedra muy espiritual, nos ayuda a trabajar con nuestros pensamientos positivos, y sobre todo con aquellos que vienen una y otra vez considerados ciclotímicos. Permite liberarnos de los bloqueos, conectar con nosotros mismos y encontrar la calma.

Puedes visitar mi tienda en:

etsy.com/es/shop/AlmaconAlma

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *