Nadar contra la corriente

EL SALMON es un pez que se caracteriza por nadar contracorriente. A veces en la vida si queremos cambios diferentes para la sociedad no podemos nadar a favor de las masas, hemos de nadar contra las modas, las imposiciones, la división, la enajenación, la distracción, la evasión, la injusticia, entramos y estamos en un periodo de la humanidad que está marcando historia, claro que para los seres que gustan de permanecer en la IGNORANCIA mientras se aferran a su realidad diaria, una corriente nos invita, cada vez a más seres, a ver que la vida no solo consiste en comer, dormir y disfrutar.

Cómo poder ser felices viendo el panorama enfermo de nuestra sociedad caótica, con brechas que se abren entre hermanos, donde vale más el dinero que una vida, donde lo material anula la espiritualidad, donde la agresividad, la violencia, la envidia, los celos la posesión, el coraje mata cada día el sentimiento más hermoso que vino a enseñarnos el maestro Jesús, EL AMOR ❤️ e aquí la FALTA DE COHERENCIA.

Una medicina que se centra en la enfermedad y no en la salud, como si la enfermedad fuera el estado natural del ser.Donde los profesionales se esconden detrás de protocolos que los defienden y protegen porque así se les impone. Y nadie se cuestiona nada. Aceptamos lo inaceptable.

Una educación que consiste en meter conceptos obsoletos de los cuales nos sentimos incluso orgullosos para que el ser humano no piense por si mismo, en vez de sacar a la luz toda las potenciales que trae un alma al servicio y evolución 🧬 de la humanidad. Profesionales que por miedo no sacan a la luz lo que se vive en sus aulas.Porque también tienen que seguir un programa y el alumno que no se adapta se le aparta o anula con etiquetas y medicación.

Y que decir de las personas que nos representan, los salvadores que nos dan migajas cuando tenemos todos derecho a una vida digna.

Vivimos desde la cabeza, desde querer tener razón, cada ser defendiendo su verdad, los egos exaltados, la vanidad, presumimos de títulos, de logros, si supieran que poco de eso o nada tiene importancia para el padre cuando no hay amor, bondad, compasión y servicio en el corazón de la humanidad.

COMO HUMANIDAD NOS DEBEMOS PREPARAR, LA REPETICION DE CURSO CADA VEZ VIENE MAS DURO hasta que aprendamos a amar todo cuanto hay en la madre tierra, ese amor comienza por la comprensión de lo que somos, al margen de la cultura, las tradiciones, vendemos nuestra alma por encajar, por ser aceptados, por no defraudar a la familia, por ser amados a costa de alejarnos del SER.

Vivimos en un mundo donde la VERDAD ofende y es por ello que preferimos vivir en la MENTIRA, de víctimas y victimarios, el pobrecito de mí, dando tumbos de un extremo a otro, defendiendo ideologías que nos separan más que nos unen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *