Vesica Piscis

Camino a la unidad mediante la conexión de almas.

Circunferencia iconos creados por Freepik – Flaticon

Estos dos círculos centrales representan la energía masculina y la energía femenina, y la forma almendrada que surge en medio de esa unión surge la fusión del espíritu y la materia, el cielo y la tierra, el dios y la diosa, conciencia e inconciencia, padre y madre dando como resultado el hijo, el número tres que, en numerología representa la perfección. Como ya sabemos la finalidad de esta página es la integración de ambas energías, y de esta forma salirnos de la polaridad que más que unirnos como seres humanos nos separa, cada quien defendiendo su polaridad, cuando debemos tomar el camino del medio, entendiendo que formamos parte de un todo.

Dejando a un lado las religiones, este símbolo representaba a Jesús, y cuya simbología marcaba la dirección,

¿ Pero la dirección hacia dónde? Para mí es claro, aprender a amarnos. No es posible que hombres y mujeres sigan enfrentados e incapaces de construir relaciones armónicas y sanas a partir de complementar los opuestos, recordando que, a través de la paciencia, el amor disuelve lo negativo y a través de la bondad podemos generar relaciones más positivas.

Este será un reto para la humanidad en los años venideros. Los deberes ya están marcados, recordando que, cada vez que repetimos curso las asignaturas se van complicando más. Es hora de la transformación. Recuerda no es cuestión de hombre o mujer, es cuestión de energías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *